La Solemnidad en honor a la Santísima Virgen María

La solemnidad es una celebración religiosa que recuerda a la Santísima Virgen María, haciendo referencia en principio a la “Maternidad de María” cada 1 de enero.

El santoral católico, el cual hace alusión a la vida de los santos y a las festividades en honor a ellos, rinde tributo todos los años por esa fecha a María.

Hoy que celebramos Semana Santa, invocar una oración a la magnifíca, resulta ideal para conectarse con lo espiritual, elevando nuestras plegarias a la Virgen.

La Solemnidad de María y el decreto en el Concilio de Éfeso

Este tributo conocido como “la Solemnidad de Santa María, madre de Dios”, se relaciona con el decreto promulgado en el Concilio de Éfeso.

Dicho decreto señaló a María como la madre del Señor. Cabe destacar, que la Virgen se caracterizó siempre por su humildad y su fe en Dios.

En este sentido, la solemnidad busca resaltar el aspecto bondadoso de ella, además de otras cualidades, que la hicieron merecedora de ese título.

El 1 de enero se recuerda el nombre del Mesías

El 1 de enero también se conmemora el anuncio del profeta Isaías, con relación al alumbramiento del Mesías y el nombre que recibiría.

De acuerdo con las escrituras bíblicas, Isaías lo llamó “Emmanuel”, cuyo significado es «Dios está entre nosotros», con el propósito de enaltecer su grandeza.

De igual forma, la profecía de Isaías, destacó la importancia de la llegada de Jesús al mundo, para salvar a la humanidad de sus pecados.

Por lo tanto, en esta fecha los feligreses recuerdan con benevolencia a la Virgen María y su hijo Jesucristo, como acto de amor y gratitud hacía ellos.