Uno de los anime más memorables

Sengoku Otogizōshi InuYasha o en español InuYasha, un cuento de hadas feudal es un manga que se entrenó en Japón en 1996, la cual fue posteriormente adaptada al anime por Yasunao Aoki y Masashy Ikeda y esta serie está básicamente basada en el periodo Sengoku de Japón. Los ejércitos de los terratenientes se batían en combate para lograr la posesión de la mayor cantidad de tierras y de esta manera lograr que sus riquezas aumentaran, pero a veces estas batallas eran de lo que menos había que preocuparse, cuando las fuerzas malignas de los demonios que habitaban las zonas eran lo más terrible con lo que alguien pudiera encontrarse.

La trama

La historia comienza cuando una chica de 15 años llamada Aome de la ciudad de Tokio, que vive en un templo budista de su familia, cae por un profundo pozo y viaja 500 años al pasado, llegando justo al frente del mismo árbol sagrado que se encontraba en el patio del templo, solo que unos siglos antes. Clavado a este árbol esta Inuyasha un demonio hibrido que había sido hechizado. Ahí el punto de partida de esta maravillosa historia que dejo cautivado a grandes y pequeños con su manera particular de combatir el mal, en este caso representado por la maligna presencia de Naraku, quien esta tras busca de la perla de Shikon la cual está en posesión de Aome.

No solo acción

Esta historia no solo de acción sino también de amor, cautivo a la audiencia del anime, en su momento, era algo único y la manera en que representaban esa batalla eterna del bien contra el mal. Se emitió su primer capítulo a la televisión en el año 2000, acabando su emisión en el 2004.