Síntomas principales de la hipocalcemia

Síntomas principales de la hipocalcemia

Existe la hipocalcemia neonatal y la hipocalcemia, es el término médico que se le ofrece a una condición que pudiera resultar peligrosa si no es tratada debidamente, la cual ocasiona una disminución en los valores normales de calcio en la sangre.

Muchas personas llegan a padecer de una hipocalcemia crónica, aunque existe otra cantidad de persona que sólo la padecen como un efecto secundario debido a alguna otra afección médica que pudiera estar ocasionando problemas dentro de nuestro organismo para absorber debidamente el calcio.

Esta enfermedad, pudiera resultar moderada o fatal, y sus síntomas varían según la condición de cada persona afectada, y la gravedad de la misma, además, se pueden ver casos donde la persona no presenta síntomas durante las primeras etapas de la hipocalcemia.

Síntomas en el sistema muscular

A nivel muscular, la hipocalcemia genera graves problemas. La persona afectada pudiera llegar a experimentar cierta rigidez o algunos espasmos en los músculos; calambres en brazos y piernas y dolor muscular.

Una de las formas más graves y severas en las que pudieran presentarse estos espasmos, pudiera generarse en la garganta, provocando dificultad para respirar.

Síntomas en la piel y ojos

La hipocalcemia, pudiera afectar visiblemente a nuestro cuerpo, presentando casos como resequedad en la piel, o también, incrementando el brote de eccema o psoriasis. Algunos pacientes pudieran verse afectados por cataratas o inflamación en el disco óptico. Entre otras cosas, provoca fragilidad y caída del cabello.

Síntomas en el sistema nervioso

Algunos pacientes afectados por la hipocalcemia, pudieran experimentar síntomas como la depresión, confusión o tienden a olvidar seguido las cosas. Entre otros síntomas neurológicos, pudieran presentarse alucinaciones y desorientación.

Otros síntomas

  • Presión arterial baja.
  • Insuficiencia cardíaca.
  • Hormigueos.
  • Sensación punzante en los dedos, manos, lengua, pies y labios.
  • En casos severos, convulsiones.