¿Qué es la eosinopenia?

eosinófilos bajos

¿Qué es la eosinopenia?

En el caso que se vea una disminución de los eosinófilos en la sangre, componente del sistema inmune, encargado principalmente de las infecciones parasitarias, hablamos entonces de la presencia de eosinopenia. Los eosinófilos se desarrollan en la médula ósea del cuerpo, y a partir de ahí, inician su viaje por el resto del cuerpo a través de la sangre.

Eosinófilos bajos

En caso de que se notara una baja de eosinófilos, es señal de que el cuerpo se encuentra luchando y hay una baja de defensa; es decir, que el cuerpo se encuentra de manera activa contra infecciones, pero la bacteria en cuestión, ha sido más fuerte y está debilitando la reproducción y el trabajo de los eosinófilos.

Cuando existen eosinófilos bajos, esto no suele causar ningún tipo de síntoma, a menos que se asocie a alguna enfermedad que pueda presentar algún tipo de manifestación clínica.

eosinófilos bajos

Causas de la eosinopenia

Muchas veces, tener los niveles bajos de eosinófios, pudiera deberse a infecciones agudas, especialmente en la fiebre tifoidea, donde casi llegan a desaparecer.

Igualmente, la presencia de eosinopenia en el organismo pudiera ser resultado de enfermedades o condiciones subyacentes, como lo son el caso de la anemia aplásica, el VIH o sida, la enfermedad de Cushing, la intoxicación por alcohol o algún tipo de infección muy severa.

Tratamiento para la eosinopenia

Generalmente se trata la eosinopenia, atacando a la enfermedad que lo esté causando. Por ejemplo, si es una afección parasitaria, se determina entonces qué tipo de parásito la está causando y se le realiza un tratamiento al paciente.

Es importante llevar una vida sana y una alimentación balanceada para contribuir al flujo constante de nutrientes que garanticen el refuerzo del sistema inmune.

Deja un comentario