Lava tu auto de la mejor manera

Un aliado, un amigo, un hijo. El automóvil te ayudará en las tareas diarias, proyectos y viajes, nos acompaña, nos presta sus servicios para trasladarnos y mantenernos seguros. Es esencial, lavarlo y cuidarlo. Puede ser costoso y trabajoso limpiar el auto, pero conociendo los pasos a seguir, puedes lograrlo fácilmente.

Para lavar el automóvil, ten claro estos pasos: Remojar, tallar, enjuagar y secar.

Remojar y tallar

Un cubo de agua y una esponja enorme, es la forma ideal para distribuir mejor el agua y utilizar lo necesario. Si utilizas mangueras, procura que la punta sea esparcidora ó regadera, para que el agua abarque toda la superficie el automóvil, remojando las manchas de lodo secas, y retirar las suciedades superficiales.

Por otro lado, el vehículo se divide en tres secciones para tallar o restregar la suciedad. Empieza limpiando el techo, para que la suciedad se caiga por los costados. Sigue limpiando la parte superior o inferior.  Con la ayuda de la manguera rociadora, retira el jabón y suciedad restantes. Asegúrate de limpiar los costados bajos y guardafangos, donde la suciedad tiende a quedarse.

Enjuagar y secar

Al culminar el lavado de las superficies del vehículo. Con firmeza y precisión, enjuaga las superficies llenas de jabón. Debe realizarse al instante de haber culminado de limpiar, para evitar restos de jabón, porque estos dejarían manchas en la pintura. Como también, no permitir que el agua jabonosa se quede marcada sobre los espejos, ventanas o vidrios de los faros.

Y, Después de enjugar todo el jabón del auto, utiliza toallas para las superficies metálicas del auto. Papel periódico para mejor acabado en los en las ventanas del auto.