La Sal de mesa y la Sal Rosa del Himalaya

Generalmente, al hacer mención de la Sal de mesa, la asociamos al color blanco, ya que este mineral, en su forma natural, es semitransparente, y en las extensiones salinas de donde suele extraerse, refracta el color blanquecino.

Sal blanca y Sal rosada

Así, con la pureza que suele ofrecer la sal de mesa, existe una variedad del mismo mineral, conocida mundialmente como Sal del Himalaya, cuyo aspecto es de color rosa blanquecino.

En efecto, este mineral, es exacta y básicamente Sal, es decir, cloruro de sodio en su estado natural, solo que, debido a su proceso de formación, originario de mares milenarios, contiene una cantidad de minerales y oligoelementos que la sal de mesa comúnmente conocida no posee o ha perdido en su proceso de refinación.

Comercio y origen de la Sal rosa

Debido a su proceso de extracción y por su ubicación, la Sal del Himalaya se comercializa a nivel mundial, no solo como sal de alta gastronomía sino también, dado su altísimo contenido mineral, es apreciada en terapias de sanación corporal.

Este mineral proviene de la región pakistaní de Punjab, considerado uno de los campos de sal mas antiguos y ricos de la tierra, ya que sus minas se encuentran a unos 1500 metros de profundidad de la cordillera del Himalaya y su origen se remonta a los mares primarios originales de la tierra, experimentando una gran presión por millones de años, ofreciendo una sal absolutamente pura y allí radica su preferencia sobre la Sal común de mesa.