El epazote y sus propiedades vermífugas

El epazote y sus propiedades vermífugas

El epazote, es una planta herbácea de característica anual y perenne, lo cual quiere decir que germina, florece y sucumbe en períodos de un año, pero su fase de vida es de más de dos años, que se reproduce a través de sus semillas, no requiriendo para ello de una época especifica o estación concreta del año.

Se puede desarrollar en terrenos arenosos o de humedad gradual, tales como riberas de ríos o cercanías de lagos, incluso, en grandes altitudes hasta los 4 mil msnm.

Su desarrollo es extendido en prácticamente toda Hispanoamérica, así como al sur de los Estados Unidos.

Esta planta se yergue y alcanza de 1 hasta 1,20 metros de altura, con tallos provistos de hojas largas ramificadas de bordes dentados que pueden alcanzar una longitud de hasta 12 centímetros y desarrolla una flor de color verde, con frutos glandulares de color negro, que presentan, además, un olor característico, que hace de esta, una planta apetecible como condimento y para otros usos culinarios, además de múltiples usos medicinales.

Uso medicinal del Epazote y sus propiedades antihelmínticas.

El uso medicinal del Epazote, se debe a su composición, cuya oleosidad es variable, según sean las condiciones climáticas que han intervenido en su maduración, cultivo y extracción, ya que la misma posee una sustancia activa llamada “Ascaridol”, que es un compuesto orgánico natural, con propiedades antihelmínticas, siendo muy eficaz su uso para combatir infestaciones por parásitos intestinales, al producir en estos un efecto paralizante y narcótico, que permite su desprendimiento del tejido intestinal y su deshecho de manera fisiológica a través de las heces.