Dioses aterradores de la mitología egipcia

La mitologia egipcia tiene demasiados dioses. Hoy día muchos de ellos son tomados en cuenta para hacer películas, mejorar historias o simplemente como personajes emblemáticos de juegos.

Algunos de los más populares pueden ser: Ra, Anubis, Isis, Osiris, entre muchos otros.

No obstante, también se dejó constancia de varios dioses egipcios muy aterradores, pero que no alcanzaron la fama de sus homólogos.

Dioses aterradores de la mitología egipcia

1. Ammit

Ammit, o “el devorador de los muertos” es un dios de la mitología egipcia bastante aterrador.
Representaba a una especie de demonio compuesto por grandes y peligrosos animales como el león, el hipopótamo y el cocodrilo.
En la mitología egipcia, si ganabas la entrada al mundo inferior después de la vida significaba tener que sacar órganos importantes y colocarlos en tarros.
En palabras sencillas, si luego de un ritual luego de la muerte Ammit se comía el corazón, entonces el espíritu del dueño del corazón vagaría inquietamente por la eternidad.

2. Shesmu

Shesmu era el dios egipcio encargado de servir el vino en la cabeza de los muertos, pero ¿dónde está lo aterrador? Pues Shesmu era conocido por quitar la cabeza de los delincuentes para colocarlas junto al vino con el fin de que adquiriera “mejor sabor”. Increíble, ¿no?

3. Am-heh

Este dios egipcio también vivía en el submundo, tal como lo hacía Ammit, “el devorador de los muertos. Am-heh era un hombre con cabeza de sabueso, el cual vivía en un lago de fuego.
Le decían “devorador de millones”, pues nunca estaba totalmente satisfecho. Según la mitología egipcia, solo podía ser controlado por Atum, el padre de los dioses.

Deja un comentario