Cómo decidir entre un gato y un perro

Es probable que uno de los debates más usuales que uno ve en las redes sociales en general, es si el gato es mejor animal de compañía que el perro. No obstante, este es un debate que no tiene mucho fundamento dado que ambos animales de por sí son grandiosos como animales de compañía. Lo que cambia en particular, es si un perro es apto para una persona en particular o viceversa en el caso de un gato.

Un gato no es para todo el mundo, así como un perro tampoco es la mascota perfecta para todo el mundo. Es por ello que a continuación vamos a disipar un poco tus dudas y ver si un perro o gato son la mejor mascota para ti.

Los mejores aspectos

Aunque muchos amantes de los gatos lo crean, no todos los perros son increíblemente cariñosos al punto del fastidio, ni tampoco todos los gatos son ariscos y odiosos. Estos son clichés que no funcionan mucho entre ambos, dado que estos animales son tan diferentes como las personas que conocemos.

Todos tienen una manera de ser cariñosos, de expresarse o de pasar las tardes. Es por ello que no podemos dejar llevar por estos estereotipos con las mascotas cuando se habla de esto.

Las diferencias

Es probable que la diferencia más grande entre ambas mascotas, es el hecho de que el perro necesita ser paseado regularmente, así como hacer que probablemente haga sus necesidades afuera. El pelo que botan, varía de raza en raza de ambas mascotas y probablemente los perros necesiten un poco más de atención debido a cómo funcionan las relaciones en las jaurías de perros.