Alimentación de las termitas

Alimentación de las termitas

Las termitas, conocidas también como hormigas blancas, son una especie de insectos que son categorizados como insectos sociales, ya que viven en colonias y se alimentan básicamente de la celulosa que se encuentra en las maderas. Dependiendo de la especie,  pueden vivir o no en la madera de la cual se alimentan.

¿De qué se alimentan las termitas y cómo lo hacen?

Las termitas se alimentan en sí de la celulosa que forma parte de la madera. Estos insectos no son capaces de digerirla, pero debido a la degradación que sufre la celulosa de la madera, por la presencia de los protozoos que habitan en el aparato digestivo de las termitas obreras, es que estas tienen la capacidad de aprovechar los nutrientes que obtienen de su alimento.

Luego de este proceso que es realizado únicamente por las termitas obreras, son estas las encargas de alimentar a toda la colonia: reina, termitas soldado, larvas y/o reproductoras, transmitiendo la comida a través del ano-boca o boca-boca, proceso conocido como trofalaxia.

¿De qué otras cosas se alimentan las termitas?

Además de madera, las termitas llegan a alimentarse de otros elementos, aunque sin duda, la madera es su alimento principal, debido a que de ahí consiguen todos los nutrientes necesarios. En caso de falta de nutrientes: llegan a alimentarse de las secreciones que pudieran emitir ciertos escarabajos que son capaces de convivir con estas. También pueden consumir los cuerpos de individuos muertos y los exoesqueletos quitinosos que ellas mudan.

Finalmente, como dato curioso, estos trabajadores insectos, pueden cultivar hongos microscópicos para alimentarse, y algunas especies de termitas, son capaces de alimentarse de: cuero, lana, azúcar y plantas.